La Lengua de Signos surge de forma espontánea en contacto con los demás, desde la experiencia visual que tienen de su entorno.lengua_de_signos_espanola

La Lengua de Signos ha sido objeto de numerosas investigaciones que constatan su carácter no universal (cada país o cada región tiene su propia Lengua de Signos). Su estructuración tiene los mismos niveles lingüísticos que las lenguas orales (aunque con unas características propias que la diferencian) y está demostrada su eficacia como instrumento para el desarrollo lingüístico, social, cognitivo y afectivo-emocional de la persona Sorda.

Las características más importantes de las Lenguas de Signos son:

  • Utilizan el canal visual y gestual, frente a las lenguas orales que utilizan el canal auditivo y oral.
  • Las manos, los brazos, el tronco y el rostro son los órganos de articulación.
  • La palabra o unidad mínima con sentido es el signo.
  • La articulación de estos signos está constituida por siete parámetros formacionales:
    • la configuración y forma que adoptan las manos,
    • el movimiento que realizan,
    • la orientación que adoptan,
    • el punto de contacto con el cuerpo,
    • el lugar de articulación del signo lingüístico,
    • el plano en el que se coloca el signo y
    • los componentes no manuales (la expresión facial).